¿Cómo une buena alimentación impacta positivamente en tu calidad de vida?

La tasa de este post

alimentacion-saudableTodos conocemos la frase “Eres lo que comes”, y efectivamente es cierta. Lo que ingerimos impacta, ya sea positiva o negativamente en nuestro organismo, pues se traslada en nuestra apariencia, energía y funcionamiento del cuerpo. Es esencial que prestes especial cuidado en tus comidas y estilo de vida, por lo que a continuación te brindamos ciertos tips para una alimentación saludable, así como recetas sabrosas y fáciles de realizar.

Mantén una alimentación rica en fibra. Te permitirá prevenir el estreñimiento, mantener la microflora del colon y controlar la obesidad. Asimismo, aporta volumen a la dieta, por lo que otorga sensación de saciedad y reduce la absorción de glucosa, colesterol y ácidos biliares. Las verduras, frutos secos, frutas y cereales serán base de una alimentación con fibra. Un ejemplo de ello es la avena, cereal que representa una fuente de proteínas de bajo coste y con un alto contenido en fibra, tal y como plantea la Fundación Española de la Nutrición.

Ralla manzana y calienta a fuego medio-alto ojuelas de avena hasta tostar. Agrega agua y la manzana rallada y déjala hervir. Revuelve durante 10 minutos a fuego lento. Luego de 15-20 minutos, incorpora endulzante y canela, pues las manzanas estarán tiernas y la avena espesa. Cubre cada porción con dos cucharadas de yogurt.

Incluye proteínas en la dieta. Las proteínas se encargan de renovar y reparar los tejidos, aportan energía al organismo, eliminan los desechos, regulan el calor corporal y refuerzan el sistema inmunológico. Además, su consumo es esencial para tener una alimentación rica en hierro. Según lo establecido por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU puedes obtener proteínas de:

  • Carnes
  • Productos lácteos
  • Nueces
  • Algunos granos

Los champiñones, las legumbres, la soja y pescados son alternativas sabrosas que forman parte de una alimentación rica en proteínas.

Incluye proteínas en la dieta. Las proteínas se encargan de renovar y reparar los tejidos, aportan energía al organismo, eliminan los desechos, regulan el calor corporal y refuerzan el sistema inmunológico. Además, su consumo es esencial para tener una alimentación rica en hierro. Según lo establecido por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU puedes obtener proteínas de:

  • Carnes
  • Productos lácteos
  • Nueces
  • Algunos granos

Ahora bien, también es una opción válida mantener una alimentación sin gluten. La mayoría de las personas que no consumen alimentos con gluten presentan intolerancia y sensibilidad. En este caso, es recomendable consumir alimentos de origen natural y eliminar los procesados.

Mantén una alimentación saludable y sin gluten consumiendo:

  • Maíz, quínoa, mijo, patatas
  • Frutas y frutos secos crudos
  • Verduras, hortalizas y legumbres naturales
  • Yogures y requesón
  • Carnes y pescados frescos, huevos

Reduce el consumo de sodio. El sodio es uno de los minerales básicos a incluir en una alimentación saludable, sin embargo, es necesario controlar su consumo debido al riesgo de desarrollar una presión sanguínea alta. Una alimentación para bajar el colesterol te permite combatir el sobrepeso, la obesidad, la diabetes y enfermedades del corazón.

A diferencia de lo que se cree comúnmente, algunos alimentos poseen alto contenido en sodio pero no son salados, como lo son los cereales y las tortas. Por ello es necesario prestar atención a las etiquetas de información nutricional antes de consumir un producto.

Incorpora alimentos con alto contenido en zinc. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el zinc representa un oligoelemento necesario para el sistema de defensa del cuerpo, es decir, el sistema inmunológico. Participa en la división y crecimiento de las células, así como en la cicatrización de heridas y metabolismo de carbohidratos. Una alimentación rica en zinc incluye:

  • Ostras
  • Carne de vaca y de ave
  • Queso
  • Avellanas, almendras y maní

Recuerda-tomar-aguaRecuerda tomar agua. El agua es tu fuente de hidratación y la misma permite que todo tu cuerpo funcione adecuadamente. Una alimentación saludable también incluye lo que bebes. Tomar agua en lugar de bebidas azucaradas, alcohólicas o con alto contenido en cafeína favorece tu organismo.

Otra opción, aunque diferente es una alimentación alcalina. Esta técnica busca el equilibrio en el cuerpo en base al pH, de modo que el mismo trabaje armónicamente y permita la pérdida de peso. Consiste en consumir alimentos consiguiendo una alcalinidad de 7,4.

¡Implementar estos tips en tu día a día harán de ti una persona saludable y mejorarán indiscutiblemente tu calidad de vida! ¡Sé lo que comes y cuida tu figura!

El siguiente artículo podría interesarte: Dieta Para Adelgazar 

Dejar respuesta